ISSN EN TRÁMITE
REVISTA DE LITERATURA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO

Muerte y perreo

Patricia Huerta Lozano

 

 

1

 

Robar a la virgen del “bien morir”,
ir a la casa agonizante,
interceder para conservar la vida
con la muerte llorona de rezos.

 

2

 

¿Por qué es tan bonita
la perrita bonita?

 

3

 

Nene, yo sé
que esto no es la quinta sinfonía,
duérmete en el sofá de mañana,
pero al perreo cae
hasta llegar al otro
y al vacío
del bit,
en el sueño prolongado
de la fiesta de perritos
que le tienen miedo al silencio
y ladran reguetón.

 

4

 

Las nubes son de lana
y el cielo su tejedor
de conejos muertos.
Descansan sobre el lodo,
regresan al cielo,
para llorar conejos muertos.

 

5

 

Se necesitan velas,
sal, agua y una cruz.

 

Una niña brilla
proféticamente
y canta el bosque blanco.

 

La luz es la señal
de la presencia,
mantenla prendida
en la eternidad

de un retrato sin rostro
en internet,
en Google Maps.

 

6

 

Mueve tus patitas
al ritmo de tus takis fuego
y ponte duro
sin ir al GYM
con el baile
de lxs perritxs.

 

Ponte en cuatro
borracho
mantén el equilibrio
mantén la posición
y demuestra tu dominio
del cuerpo,
del territorio,
de las sustancias que marean.

 

7

 

Lo minúsculo
medita a través del sonido
del entorno fracasado.
Un campo de flores muertas
son cuadros blancos
perfectamente divididos
en secciones transitables.
Nada cruje,
eres un espectro
desestabilizador.

 

8

 

Hay una muerta después
de la puerta rechinante,
súbele al volumen
amplifica el pájaro
de tu conciencia,
ámpula del recuerdo.

 

Es tu estómago,
los jugos gástricos
que digieren
las alas de una vida.

 

9

 

Un samurái reguetonero
engolosina los filtros de Instagram
y pinta flores de amores de una noche,
besos embriagados de atemporalidad
en historias,
manda flores capturadas
y la memoria
destruye el mundo
desde una nube.

 

10

 

Ladran
vestidos de negro y calaveras,
son perros rudos
con canciones cursis.
Resistir es de cucarachas,
lo nuestro es perderse en la fractura
del arte nuevo de hacer música.

 

Nota

 

La idea de “Muerte y perreo” comenzó en 2019 como un fanzine. El propósito era aprender sobre el proceso editorial de las publicaciones impresas y jugar de manera jocosa con la solemnidad que denotan (o no) algunas palabras.

El planteamiento inicial fue generar un corpus de epitafios y citas de canciones de reguetón; sin embargo, se colaron ensayos y poemas que abordaban la misma temática desde diferentes perspectivas: desde la afrodescendencia en México hasta intervenciones a la obra de Lope de Vega.

El proyecto finalizó y se publicó en la página de Facebook de @EstrellaFlojaC; sin embargo, los temas de “Muerte y perreo” resultan casi inagotables y vuelven a ser manoseados en 2021.

“Muerte y perreo” durante la pandemia se volvió una solicitud de fotos e imágenes a familiares y contactos de diferentes redes sociales. La escritura de los diez poemas parte justamente de esa colección visual. Había muchos elementos para trabajar: flores muertas, altares, difuntos capturados en Google Maps, filtros de Instagram sobre perreo, perros, memes, ropa darks, cholos, el ciclo del agua e infinidad de calaveras.

 

Patricia Huerta Lozano (Morelia, Michoacán, 1998). Egresó de Literatura Intercultural en la ENES Morelia-UNAM. Fue coordinadora de la Red Nacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura (2020-2021). Dirigió un club de lectura para adolescentes en la UNAM, Centro Cultural Morelia. Es integrante del taller de poesía de Grafógrafxs.